Alimentación, Dieta y Nutrición

Alimentación, Dieta y Nutrición Sanas para una Vida Sana

Alimentación, Dieta y Nutrición - Alimentación, Dieta y Nutrición Sanas para una Vida Sana

Salud Espiritual

 

Espiritualidad y Salud

 

Introducción

Existen varias maneras de lograr el bienestar existencial, ya sea enriqueciendo las creencias religiosas o promoviendo la Salud Espiritual o Espiritualidad mediante la práctica de la meditación, ejercicios respiratorios y de visualización y/o las disciplinas orientales como son el qi gong, yoga y tai chi. El bienestar existencial que se puede lograr se asocia: a la adquisición de estrategias de afrontamiento ante la enfermedad y a una mejor respuesta inmune, hecho demostrado en las investigaciones realizadas acerca del efecto de la experiencia espiritual sobre el sistema nervioso, y dichos cambios en la respuesta inmune.

La Medicina Occidental había evitado el estudio de la Salud Espiritual o Espiritualidad en conexión con la salud, pero los descubrimientos de los últimos diez años, demuestran que la religión y la fe definitivamente pueden promover una buena salud y ayudan a enfrentar la enfermedad.

En el Congreso Internacional de Psiquiatría realizado en Caracas en 2003, Mezzich afirmó que la Salud Espiritual o Espiritualidad ha venido tomando importancia en los últimos años debido a la noción de que la salud puede promoverse a través de las creencias religiosas y su práctica. Sin embargo, actualmente al médico no se le enseña a manejar la Espiritualidad del paciente, y sus efectos en el organismo.

Este tema adquiere relevancia cuando estamos ante enfermedades crónicas serias que requieren un cuidado a largo plazo, donde la relación médico-paciente pasa a ser indispensable. De ahí, la importancia de la utilización de técnicas dirigidas a activar la conexión mente, cuerpo y espíritu, las cuales tienen en común el mejoramiento del autoconocimiento y el autocuidado del paciente. Promueven que el paciente perciba la enfermedad como una oportunidad para el crecimiento personal y a los profesionales de la salud como catalizadores de este proceso.

Espiritualidad y Salud

Se ha determinado que la Salud Espiritual o Espiritualidad está asociada con una mejor salud y calidad de vida, asimismo, con una menor propensión al suicidio, incluso en pacientes terminales. Está reportado cómo puede tener un profundo efecto en los niveles de ansiedad y de depresión, y en la velocidad de recuperación. De esta manera, la Espiritualidad puede convertirse en una poderosa fuente de fortaleza promoviendo la calidad de vida y la adaptación a la enfermedad. Un estudio longitudinal en adultos tardíos encontró que tanto la Religiosidad como la Espiritualidad traen bienestar; la primera porque incentiva las relaciones personales positivas, el compromiso con la comunidad y la productividad; y la segunda porque motiva el crecimiento personal y la participación en tareas creativas o de autosuperación.

No obstante, se debe distinguir la Religiosidad de la Espiritualidad, en el primer caso se trata de personas involucradas en las creencias, valores y prácticas propuestas por una institución organizada, y la búsqueda de lo divino se logra a través de una manera de vivir; el término religioso se relaciona con la adhesión de una persona a creencias, valores y prácticas propuestas por una colectividad, la cual prescribe maneras de ver y vivir la vida. Mientras que la Espiritualidad puede definirse como la búsqueda de lo sagrado o de lo divino a través de cualquier experiencia de la vida, de manera que el término Espiritualidad es más universal. Una definición más amplia de Espiritualidad debería incluir sentimientos de estar conectado con uno mismo, con la comunidad y la naturaleza, y propósito en la vida.

Debido a que todas las religiones intentan promover la Espiritualidad a través de sus principios, existe una gran confusión acerca del dominio de estas variables. Sin embargo, la Espiritualidad y la Religiosidad no son conceptos excluyentes y pueden solaparse o existir separadamente, debiéndose por ello categorizar e interpretar cuidadosamente.

La Espiritualidad es la manera como la gente entiende y vive su vida, en la búsqueda de su significado y valor, incluyendo un estado de paz y armonía. También ha sido relacionada con la necesidad de encontrar respuestas satisfactorias acerca de la vida, enfermedad, y la muerte. El National Institute for Healthcare Research define Espiritualidad como la búsqueda de lo sagrado y lo divino, a través de cualquier experiencia de la vida o del camino.

Según Ross (1995), la Espiritualidad se define con base a tres aspectos primordiales: significado y propósito, la voluntad de vivir, y la fe en uno, en los demás o en Dios. Por lo tanto, la Espiritualidad puede influenciar la recuperación a través de una profunda comprensión del propósito o significado de la vida o por un deseo intenso de vivir.

La oración y su efecto en la salud

Un aspecto a considerar, en relación a la Espiritualidad, es el efecto de la oración. Ésta ha sido objeto de numerosas investigaciones con la finalidad de establecer cómo ejerce su efecto sobre la salud. Las preguntas que se hacen los investigadores tienen que ver con su mecanismo de acción en la sanación: ¿tiene que ver con el efecto que tiene sobre las creencias religiosas del individuo?, o ¿actúa disminuyendo el estrés que complica la evolución de la enfermedad?, o ¿tiene que ver con un nexo entre el hombre y el todopoderoso como muestran algunos estudios neurológicos recientes?

Benson, quien dirige el Instituto Mind-Body en la Universidad de Harvard, ha venido estudiando desde hace 30 años el poder de la oración y se ha focalizado específicamente en el efecto que tiene sobre el cuerpo la meditación, forma budista de rezar. Reporta, que todas las formas de oración producen una respuesta de relajación que combate el estrés, calma el cuerpo y promueve la sanación.

Benson (ya citado), ha documentado en MRI Scan (magnetic resonance imaging) del cerebro, cómo se producen cambios físicos en el cuerpo cuando alguien medita. En la medida que se va profundizando la relajación, comienza una intensa actividad en los lóbulos temporal y parietal, que son los encargados de controlar la orientación espacial y establecer distinciones entre el sí mismo y el mundo. Se produce una quietud que envuelve todo el cerebro. Al mismo tiempo, los lóbulos frontal y temporal se liberan y la conexión mente cuerpo, se disuelve. El sistema límbico, responsable de nuestras emociones, también se activa. Todo esto da como resultado que el cuerpo se va relajando y la actividad fisiológica se hace más controlada. Plantea dicho autor, entonces, ¿esto significa que nos estamos comunicando con un ser supremo? Y responde, “Si usted es religioso, es producida por Dios, si no es religioso, entonces proviene del cerebro”.

En cuanto a su efecto sobre los neurotransmisores, se encontró cómo la liberación endógena de dopamina en el cuerpo estriado ventral aumentaba durante la meditación Yoga, fenómeno que se asoció al menor deseo de moverse y a la sensación de bienestar que caracterizan esta técnica. Al estar en un estado de meditación consciente, se suprime la transmisión corticoestriada glutamatérgica.

En Rusia estudiaron la actividad electroencefalográfica de meditadores expertos, demostrándose una serie de cambios que están ausentes en meditadores novatos: alta coherencia en el lóbulo frontal izquierdo con otras varias áreas cerebrales; hubo correlación positiva entre la actividad frontal theta (ondas eléctricas cerebrales de baja frecuencia producidas también durante el sueño inicial) y los sentimientos de bendición, y una correlación negativa entre la aparición de pensamientos y la actividad frontal theta. Esto confirma que tanto la reducción de pensamientos como el experimentar sentimientos de bendición están relacionados con actividad frontal theta.

Los efectos beneficiosos que tiene la oración para la salud quedaron demostrados en una investigación que duró 10 meses y fue hecha en el hospital general de San Francisco, donde se obtuvo una mejoría mayor en un grupo de pacientes que recibía oración exterior además del tratamiento convencional en relación a un grupo control que sólo recibía tratamiento convencional. El grupo de personas que no sabía que estaban orando por ellos, presentó menos fallas congestivas, menos paros cardíacos y una mortalidad significativamente menor que el grupo control. Este estudio nos lleva entonces a pensar que hay otros factores, además de la fe, que intervienen en la sanación del paciente.

En un ensayo clínico doble ciego aleatorio se estudió la influencia de la oración en el éxito de la fertilización in vitro. El grupo que tuvo oraciones por parte de terceros, mostró mayor cantidad de embarazos en comparación con las que no recibieron oraciones.

Koenig, en la universidad de Duke, hizo una revisión de 1200 estudios hechos acerca del poder de la oración sobre la salud y reportó que las personas religiosas tienden a hacer una vida más saludable: fuman menos y tienen un menor consumo de alcohol, lo que favorece que se enfermen menos. Entre algunas conclusiones de importancia en estos estudios:

  • Las personas hospitalizadas que nunca han asistido a los servicios religiosos permanecen tres veces más tiempo que aquellos que asisten regularmente.
  • Los pacientes cardiovasculares morían 14 veces más frecuentemente después de la cirugía, si no participaban en alguna religión.
  • Las personas mayores que nunca han asistido a la iglesia tienen un promedio de arritmias, el doble que las personas que atienden a un servicio religioso.
  • En Israel, las personas religiosas tenían un promedio del 40% menos de mortalidad por enfermedades cardiovasculares y cáncer.

 

Documental “Tu Mente Inmortal” del Dr. Joe Dispenza

Joe Dispenza estudió bioquímica en la Universidad Rutgers de New Brunswick, en Nueva Jersey. Más tarde obtuvo el doctorado de quiropráctica en la Life University, de Atlanta, Georgia, donde se licenció magna cum laude y recibió el premio Clinical Proficiency Citation por la extraordinaria calidad de su relación con los pacientes. Es miembro de la International Chiropractic Honor Society. Ha cursado estudios de postgraduado en neurología, neurofisiología, función cerebral, biología celular, genética, memorización, química cerebral, envejecimiento y longevidad. Ha sido profesor de la Escuela Ramtha de Iluminación Espiritual, donde fortaleció su creencia en que el matrimonio entre la ciencia y el espíritu puede cambiar nuestra vida. Desde 1997 ha dado conferencias ante más de diez mil personas en dieciséis países de los cinco continentes y realizado presentaciones para distintas organizaciones europeas y norteamericanas. Cuando no está de viaje o escribiendo, se encarga de atender a sus pacientes en la clínica de quiropráctica que tiene cerca de Olympia, Washington. Autor de varios artículos científicos sobre la relación existente entre la química cerebral, la neurofisiología y la biología, utiliza toda esta información para explicar el papel que juegan dichas funciones en la salud física. El doctor Dispenza ha investigado sobre las remisiones espontáneas, sintetizando los elementos comunes a todos los casos. Básicamente, se trata de individuos que han cambiado la arquitectura neurológica de su cerebro y, con ello, han recuperado su estado de salud experimentado curaciones “milagrosas”.

 

 

Documental “Una Realidad Paralela”

Todos nos preguntamos en algún momento quienes somos, de donde venimos y a donde vamos. Pero muchos de nosotros dejamos de cuestionarnos el sentido de la vida, porque solucionar los dilemas que nos plantea el día a día ya nos parece un gran reto. Esta es la historia de cinco personas que siguieron preguntándose a lo largo de su vida, porque necesitaban encontrar respuestas. Cinco aventureros. Cinco exploradores que han abierto la puerta a una realidad que va mas allá del limite que hemos dado a lo evidente.

Nos gustaría que al acabar de ver este documental, sintieran ganas de buscar, de buscar en vosotros mismos. Nos gustaría que dijeran ¡sí, hay algo más! ¡La realidad traspasa los limites de aquello que puedo ver con mis ojos o tocar con mis manos! ¡Puedo ir más allá! Y cuando decimos más allá, nos referimos a conectar con nuestra verdadera fuerza. Con la chispa divina que todos llevamos dentro. ¡Buen viaje!

Este documental existe gracias a Dolors Martorell, Daniel Hernandéz y Pablo Uson. Agradecemos, de todo corazón, su enorme generosidad al permitir que este documental se pueda ver y descargar gratuitamente.

 

 

[Volver al inicio]

 

“Derrama amor donde quieras que vayas, ante todo en tu propia casa, no dejes que nadie se acerque a ti sin que se despida sintiéndose mejor y más feliz. Se la expresión viviente de la bondad de Dios; bondad en tu rostro, bondad en tus ojos, bondad en tu sonrisa , bondad en tu cálido saludo”

(Madre Teresa de Calcuta)